Perspectivas del Dólar de EE. UU.

Posted on

La fortaleza del dólar estadounidense tiene una gran influencia en los mercados de divisas, con las perspectivas económicas y los precios de las divisas constantemente influenciados por las políticas monetarias en Washington, DC.

Las expectativas sobre una economía estadounidense estable están estrechamente relacionadas con el rendimiento del dólar, y las fluctuaciones en los tipos de cambio a menudo son el resultado directo de su fortaleza. A medida que mejora la actividad económica, también lo hace el valor del dólar, lo que significa que los cambios en los tipos de cambio a lo largo del tiempo serán mayores de lo que serían con un dólar más débil.

Un aumento en la fortaleza del dólar generalmente se traduce en un aumento en las ventas de bienes y servicios estadounidenses. Por lo tanto, los consumidores se benefician de precios más bajos en una amplia gama de productos, lo que se traduce en más dinero en sus bolsillos para que el resto de la economía lo explote.

A corto plazo, también hay un efecto de flujo en términos de mayores exportaciones, que también beneficia directamente a la economía a través de mayores mercados financieros en los Estados Unidos. Si este aumento en la actividad financiera genera más ingresos fiscales, también lo hace un aumento en el gasto del consumidor, lo que finalmente produce un mejor equilibrio entre la inversión y el gasto dentro de la economía.

Esto ocurre cuando las empresas hacen uso de su exceso de capital, que se incrementa por los altos niveles de empleo e inversión en infraestructura. Además, a medida que aumenta la oferta de crédito y aumenta la demanda de crédito, los bancos y las empresas utilizan los fondos disponibles para expandir las operaciones o realizar adquisiciones.

Estas actividades financieras, junto con un aumento en la fortaleza del dólar, crearán un mayor efecto de flujo en el resto del mercado financiero. Los bancos centrales de todo el mundo a menudo son proactivos para ayudar a estabilizar el dólar, para asegurar su posición como la principal moneda de reserva, especialmente en tiempos de incertidumbre política.

Un aumento en la fortaleza del dólar también es una condición necesaria para que el gobierno de los EE. UU. Mantenga su dominio económico sobre sus competidores, y es crucial que una nación se mantenga fuerte económicamente para mantener su credibilidad internacional. Además, cuando el dólar está débil, las corporaciones internacionales que invierten en los EE. UU. Sufren la pérdida de dinero, ya que las empresas siempre invierten para maximizar las ganancias y no necesariamente toman el riesgo a largo plazo asociado con un dólar débil.

El aumento de la liquidez y la facilidad del comercio en todos los mercados financieros internacionales solo pueden funcionar en beneficio de la economía, pero no sin serias implicaciones para la moneda de un país, dada la volatilidad inherente de la fortaleza del dólar. Mayores entradas de capital pueden estimular la inversión y el crecimiento y proporcionar beneficios financieros a un país, pero si el dólar se fortalece, también lo hará su imagen como un activo que se deprecia.

Es por esta razón que la decisión de la Reserva Federal de aumentar las tasas de interés en un 0,25% fue un gran problema. El aumento de las tasas de interés crea una retroalimentación negativa entre las expectativas de inflación, ya que un dólar debilitado aumenta la inflación a largo plazo, al tiempo que reduce la confianza en la moneda del país.

Es probable que la política monetaria en Washington siga los pasos de la Reserva Federal al mantener una tasa de interés ligeramente mayor en los próximos meses, y potencialmente más, para mitigar el impacto de un dólar en fortalecimiento. Por lo tanto, otros bancos centrales seguirán el ejemplo y al mantener el estímulo monetario, incluso aquellos países que históricamente han disfrutado de bajas tasas de interés, como Japón, disfrutarán de un cierto impulso a sus economías, que actualmente están estancadas.

Si bien los bancos centrales y las empresas luchan por determinar el mejor curso de acción en términos de política monetaria, buscarán aumentar la transparencia en sus procesos e informes, a fin de aumentar la confianza de los inversores en la estabilidad del dólar, particularmente como Se espera una caída en las expectativas de inflación. a medida que aumentan los valores monetarios.